lunes, 13 de febrero de 2012

Otro año de terapia che


Viste que hay mambitos dando vueltas. Bueno entonces en el año 2009 abrí este mismo espacio que ahorita andás leyendo y cuyo título/dominio/loquesea es novoyaterapia. Porque claro la joda era que no iba a terapia entonces te escribo cosas que me re pasan y son una masa...o no me pasan a mi pero igual la escribo o me pasan a mi y son un bajón.
Un día los mambitos comenzaron a crecer y se multiplicaron y no hubo letras que los pudieran contener. Entonces si...empecé a ir al psicólogo. Por cuarta vez en mi corta edad (tengo menos de 30! Vale decir corta!) bueno por cuarta vez arranqué de nuevo terapia.

Tuvimos (mi psicólogo y yo...¿está mal hablar en plural? Somos dos en esto!) un año genial! El 2011 me dejó mucho análisis y reflexiones, está bien el dineral que me cobraba porque solucioné algunas cuestiones (creo).
La última semana de diciembre el ñato me dice: "Hasta el año que viene, bah! Yo me voy en enero así que el primer miércoles de febrero te espero acá en tu horario de siempre".
Joya!!! Buen año! Y vamos por más!

Me fui chocha a brindar y hacer el correspondiente balance berreta que la abuela exige antes de las doce.
Pero enero terminó y llegó febrero (lógica pura) y así entonces llegó ese primer miércoles en donde nos reencontrábamos. Fui con un mes a cuestas y bastantes cuestiones por contar. Había pasado las fiestas y un mes de vacaciones, tenía cosas que decir. Llegué 5 minutos antes, como siempre, soy muy puntual.

Timbre.
-Si. Hola.
-Paula.
-Adelante.

Me siento en la silla de siempre en la sala de espera. Leo una hoja de Gioconda Belli. Sale paciente anterior.

-Pasá Paula
-Hola!
-Me vas a matar.
-...
-Me olvidé de vos.
-... ¿Cómo? (cara de abandonada)
-Si como no nos vemos hace un mes y el año pasado no tenía la agenda de este nuevo año, no te anoté.
-...
-Me olvidé de vos
-¿De verdad?
-Si, te pido mil disculpas. Perdoname.
-...
-La semana que viene vení en tu horario, ya cambio todo de vuelta. Este es tu horario.
-...
-Perdón, pero no te anoté, me olvidé

Por favor! Dejá de repetir me olvidé! Flaco!!! Que me deje plantada una amiga por un chongo, ponele. Que mi primo me diga: "Si si! Dale tomemos una birra" Y a los cinco minutos: "Che pará! Confirmó Pera, no puedo ahora. Me voy a jugar al fútbol". Que me deje plantada un flaco (mirá lo que te digo!) son cosas que pasan. Hollywood me enseñó a vivir con esos desplantes.
Pero ¿que me deje plantada el psicólogo? Dale! Estamos todos locos!
O...esto es una ruin estrategia para generarme un problemita más y así continúe otro año llena de conflictos.
Bienvenido 2012!


2 comentarios:

La Criatura dijo...

o... la señal de un doszmildoce libre de terapeuticos

Sabrina dijo...

Hola,
Te invito a pasar por mi blog

http://rabiosoatril.blogspot.com/

Saludos,