martes, 9 de marzo de 2010

Con esta lengua hago Karate!


La semana anterior a la pasada, ¿la antesemana?, ¿se dice así?...porque ayer equivale a la semana pasada (ponele...) y ante ayer a la semana anterior a la semana pasada! Ay! Que quilombo!!!
Bueno ya! La semana anterior a la semana pasada me empezó a doler de un modo jodidísimo una muela. Abría la boca un poquito y empezaba un dolor tan fuerte que no me dejaba pensar. Aguanté lo que pude hasta que finalmente, y muy a mi pesar, tomé la decisión y fui al dentista.

Llego al recinto, con un julepe bárbaro. Me hace pasar a la sala en donde está esa camilla de miedo y así nomas como quién no quiere la cosa me dice: "Y si...tenés una caries bastante profunda. Tengo que sacarla ahora!" Ahhhhhhhhhhhhhh! No me expliques! Hacelo y ya. Por favor meteme anestesia hasta que quede alucinando, si me pega bien mejor. Y así fue la mina me pinchó cuatro veces a fin de anestesiarme casi totalmente.
Listo me fui con la mitad de la cara dormida y le lengua anestesiada. "Lalalala" iba cantando por Florida y Corrientes porque ya no me dolía y la anestesia...es algo pasajero, no?

Bueno...la cuestión es que, queridos amigos y amigas, la anestesia NO ES ALGO PASAJERO! Parece que la Señora Fucking Dentista me tocó un nervio y qué pasó? Y sí efectivamente me quedó la lengua totalmente dormida por más de una semana!
San Google me dijo que lo que tuve es parestesia. Ahhhhhhh bue!!! La última! Fuí de vuelta casi a cagarme a trompadas, porque en Internet uno encuentra lo que busca...yo puse: "¿es irreversible?" y obvio que obtuve la respuesta textual a mi pregunta formulada entre comillas. Cuando llegué un profesional de la materia con su mejor cara de jodete! me dijo: "No podés hacer nada más que tener paciencia. A lo sumo tomar un complejo de vitamina B", Leeeesto! Quedamos así, muchas gracias por los servicios prestados.

Tuve la lengua totalmente dormida más de una semana y lo peor de todo es que no sentía los gustos de las comidas, por una semana comí sin sal, los fideos sin queso y la leche sin Nesquik. Tampoco me daba cuenta si algo estaba caliente o no. Imaginate lo que era pedirme un mate, nunca supe si estaba bien el agua o no. Y encima escucho por la radio una propaganda que dice: "Comés rico...te sentís bien!". Ahhhh! Que se yo lo que es rico, no ves que tengo la lengua muerta! ¿Me lo estás haciendo a propósito?. Para mi era exactamente lo mismo un vaso de leche, que uno de Ades u otro de agua con harina, mientras todo lo vea blanco...si la lengua estaba muerta! Voy a unas clases de estiramiento y elongación, ponele..., la profesora diciendo: "Chicos relajen la cabeza, la cara, la lengua" Ahhhh...pero más relajada de lo que la tengo no hay eh...te juro! Casi que me la muerdo y ni me afecta!

Hasta que un día me levanté me hice unos mates, como todas las mañanas y sucedió el milagro: Me quemé con el agua caliente! Ah! Que lindo volver a sentir! Un momento único. Algunos me dirán insensible, otros lengua muerta yo...digo que la anestesia me pegó mal y listo.

4 comentarios:

Lic_jasper dijo...

Que locura esa de la anestecia!!!
no conocia que eso pudiera suceder!
Lo bueno es que, quiza, te dieron cualquier mierda de comer y la disimulaste con carpa...

lucy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
--LoLa-- dijo...

sabes todas las cosas que podrias haber hecho con la lengua muertita jajajaja

--LoLa-- dijo...

sabes todas las cosas que podrias haber hecho con la lengua muertita jajajaja